Informe de actividad: abril-mayo 2018

Abril y mayo ya se anunciaban llenos de actividad municipal. A ello se añadió un atropellado y opaco proceso de debate y tramitación de presupuestos. Mientras tanto, creció el descontento de varias vecinas y vecinos en varios ámbitos (desahucios, proyecto de remodelación de la Plaza de los Belgas, ruidos en fiestas), lo que impulsó acciones de acompañamiento por parte de los miembros de nuestro Grupo Municipal.

  1. Trabajo en el Pleno Municipal

Para el 12 de abril se convocó el Pleno Extraordinario que debía aprobar los presupuestos municipales para 2018. El 6 de abril tenía lugar la comisión informativa en la que se nos ofrecerían aclaraciones sobre las 259 páginas que nos habían enviado tres días antes. Junto al resto del equipo, trabajé a contrarreloj para analizarla, valorarla en términos económicos y políticos, formular críticas y propuestas alternativas y difundirlas a la ciudadanía. Los Presupuestos se aprobaron en falso aquel día, ya que hubo un error en el recuento de votos, y hubieron de aprobarse en Pleno extraordinario y urgente al día siguiente.

El 26 de abril hubo Pleno ordinario, y mi participación en él se centró, sobre todo, en la defensa de una moción conjunta de PSOE, Cambiemos Villalba e Izquierda Unida para la inclusión de Collado Villalba en la Asociación Intermunicipal Sierra de Guadarrama (AISGUA). Esta asociación está formada por entidades municipales del entorno de la Sierra en sus dos vertientes y el Observatorio por la Conservación del Patrimonio de la Sierra de Guadarrama, cuyos fines son la promoción y potenciación conjunta de proyectos de recuperación patrimonial y económica de la Sierra de Guadarrama y su entorno, así como la cooperación social para lograr un desarrollo local, económico y social de carácter integral y sostenible en el territorio de los municipios asociados. La moción fue aprobada a pesar de la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP. También formulé una pregunta sobre los gastos de mantenimiento realizados en 2017.

El atropellado proceso presupuestario todavía llevaría a dos Plenos extraordinarios más. Para el 18 de mayo se había convocado el Pleno que habría de resolver las alegaciones que habíamos presentado los grupos políticos y numerosos vecinos y vecinas. En las semanas previas participé activamente en la formulación de las reclamaciones de Cambiemos Villalba, y en facilitar que otras personas formulasen las suyas. La idea del equipo de Gobierno era desestimarlas todas en bloque sin tener en cuenta ninguna (las de Cambiemos Villalba ni siquiera se admitieron a trámite), de modo que los Presupuestos quedasen aprobados definitivamente. Sin embargo, la alcaldesa retiró el punto del Pleno, ya que no tenía la seguridad de que el concejal no adscrito Alberto Sánchez (imputado por la trama Púnica) votase la desestimación de las enmiendas.

Sí salió adelante el otro punto del pleno, la aprobación de una autorización de gasto de 9 millones fuera de los presupuestos, en la que se pretendía votar en bloque medidas que hubieran merecido nuestro apoyo con otras que no, medias recogidas en 41 documentos que totalizaban 72 páginas —hubieran hecho falta muchas más páginas para describir las propuestas—, que debíamos analizar en tan solo 24 horas. Defendí la postura de Cambiemos Villalba al respecto, en contra de autorizar ese gasto en ciertas partidas y en esas condiciones.

A finales de mayo, varias vecinas del casco histórico acudieron al despacho a expresar su hartura por los ruidos y otros inconvenientes que suponían las fiestas de San Antonio («Villalba Pueblo»). Las asesoramos sobre las actuaciones que podían llevar a cabo como vecinas afectadas, y redacté una pregunta que formulé en el Pleno ordinario de 31 de mayo, en la que ponía en duda que se estuviese cumpliendo la Ley del Ruido. Esta fue respondida de manera despectiva por el concejal de festejos, quien, sin embargo, no pudo ignorar las preguntas que le dirigieron varias personas afectadas por este problema. Durante ese mismo Pleno, defendí la moción conjunta de Cambiemos Villalba e Izquierda Unida para la creación de consejos de barrio (entidades consultivas donde las vecinas y vecinos hubieran podido formular propuestas de actuación municipal para sus barrios), que fue rechazada por el voto en contra de PP y Ciudadanos.

Sí fue aprobado, como declaración institucional, un plan de inversiones para el barrio del Gorronal a cuya redacción contribuyeron todos los grupos de la oposición, acompañado de una serie de medidas para promover la cohesión social y la participación ciudadana. Mi colaboración al mismo se centró en estos dos aspectos aspectos. Entre otras cosas, di forma a la propuesta de creación de un plan de mediación intercultural. Para ello fue fundamental, entre otras cosas, la reunión mantenida el 13 de mayo con una nutrida representación de la asociación marroquí Al-Hijrah, con implantación en el barrio.

Asistí en representación del grupo municipal de Cambiemos Villalba a la Junta de Portavoces del 28 de mayo, preparatoria de aquel pleno ordinario de ese mes. Y al igual que el resto del equipo, de cara a los Plenos participé en la puesta en común y mejora de las propuestas elevadas desde el Grupo Municipal, así como en la toma de posición de Cambiemos Villalba sobre cuestiones elevadas a Pleno por otros grupos.

  1. Trabajo institucional fuera del Pleno

En cumplimiento de mi tarea de fiscalizar al equipo de gobierno, asistí a diversas Comisiones Informativas de Hacienda, Urbanismo y Participación Ciudadana que se convocaron antes de los Plenos. Así mismo, el 3 de mayo participé en la reunión de la Comisión Permanente del Consejo Escolar Municipal.

En el ámbito sindical, el 11 de abril, Sergio Asunción y yo nos reunimos con representantes de la sección sindical del CSIF en el Ayuntamiento. Por otro lado, Eva Morata y yo asistimos el 26 de abril a la asamblea que celebraron CCOO y UGT en el salón de actos del Centro Cultural Peñalba.

El 11 de mayo asistí a una jornada de puertas abiertas celebrada con motivo del Día de la Cruz Roja en su sede de Collado Villalba. En concreto, asistí a la exposición de los proyectos de la agrupación local para 2018, que incluían el Centro de Acogida Temporal de personas refugiadas.

El 14 de mayo asistí a la reunión (que fue finalmente una rueda de prensa) que la Asociación de Vecinos del Gorronal había convocado en las aulas prefabricadas del colegio Mío Cid, y que se centró en criticar fuertemente el proyecto de Centro de Acogida Temporal de personas refugiadas. Para el día siguiente, la Cruz Roja había citado a representantes de todos los grupos municipales y a portavoces de partidos sin presencia en la Corporación Municipal a una reunión en la que se esclarecieron muchas dudas acerca del devenir del proyecto, y en la que Cruz Roja informó sobre su agenda de reuniones con el equipo de gobierno, contactos cuya existencia había venido negando el PP.

Así mismo, realicé diversas visitas a domicilio, acompañamientos en servicios municipales, reuniones en el despacho del grupo municipal y gestiones en Registro, para de apoyar y asesorar a vecinos y vecinas que atravesaban por situaciones que exigían acciones urgentes por parte de determinados servicios municipales.

  1. Actividad política fuera de las instituciones

En el marco de Encuentros por Collado Villalba, iniciativa de colaboración entre Cambiemos Villalba, Podemos, Izquierda Unida y Equo, participé en la preparación de la ruta vecinal por el casco histórico de Collado Villalba que tuvo lugar el 7 de abril. Gracias a las aportaciones de las personas expertas que guiaron el paseo, pude redactar un informe que valora la situación del patrimonio arquitectónico, su potencialidad y aquello que lo amenaza.

El 8 de abril tomé parte en la Asamblea Comarcal de CUPs (Candidaturas de Unidad Popular), que se celebró en El Boalo, y donde candidaturas hermanas de la nuestra intercambiamos propuestas y coordinamos iniciativas a nivel comarcal.

El 20 de abril asistí a una mesa redonda en la sede del Círculo de Podemos de Collado Villalba en la que tres personas expertas abordaban el problema de la proliferación de locales de apuestas, sus consecuencias y las posibles soluciones. Allí arrancó una línea de trabajo que desembocaría en una moción al respecto para el Pleno de junio.

El 21 de abril, en Cercedilla, tomé parte en el I Encuentro «Tejiendo unidad popular. El futuro de nuestra Sierra», en el que miembros de CUPs de toda la comarca pusimos en común diagnósticos y propuestas programáticas.

El 14 de mayo asistí a una primera reunión con vecinas y comerciantes de la Plaza de los Belgas, con objeto de compartir información sobre el proyecto de remodelación de la plaza que tiene el equipo de gobierno, y que ha despertado dudas e incertidumbres en el barrio y en la ciudad. A partir de aquella primera reunión acabarían convocándose, a partir de junio, reuniones cada lunes bajo el pino de la plaza.

El 19 de mayo, Encuentros por Collado Villalba organizó una ruta vecinal por la colonia de El Tomillar (entre la estación de tren y Parque de la Coruña) y zonas aledañas para estudiar el entorno urbano, y para dar a conocer algunas construcciones emblemáticas, algunas de ellas amenazadas. Nuevamente, redacté un informe con base en todas las observaciones que personas expertas realizaron sobre el terreno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s