DEJANDO NUESTRA PAZ ETERNA EN SUS LUCRATIVAS MANOS

negocio-de-la-muerte

Aunque ya en el último pleno respondí uno a uno a los argumentos de nuestra nueva  pluriconcejala – también encargada ahora del área de Cementerio- , contra la remunicipalización de este ineludible y esencial servicio  , vuelvo aquí a dar respuesta a las declaraciones que hace pocos días ha estado  realizado en algunos medios de comunicación locales.

En primer lugar  se empeñó entonces  en decir que las tarifas eran inferiores a las que en realidad se están cobrando, haciendo una muy personal –y errónea- lectura de la propia ordenanza  municipal que las regula y también contradiciendo los  propios datos que la hasta ahora empresa adjudicataria presentó   en su memoria económica del periodo gestionado, constatando, como ya sabe todo el mundo, que justo antes de la privatización del servicio, en junio de 2012, el gobierno en mayoría del Partido Popular aprobó   el subidón de dichas tarifas, aumentando astronómicamente las mismas .

El principal motivo expuesto  – la coartada general esgrimida ante cualquier peligroso conato remunicipalista allá donde mande el PP- , es  la incapacidad de contratar de nuestro Ayuntamiento,  ahogado por la mano visible del Plan de Ajuste y la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Sin embargo,  en este caso, dicho argumento queda totalmente invalidado, al estar contemplados en nuestro presupuesto actual   dos puestos reservados y presupuestados precisamente para estos fines: uno de oficial enterrador y otro de ayudante de cementerio. Otra cosa muy diferente es que  políticamente nuestro equipo de gobierno, al parecer  alérgico a la gestión pública,  decida dar prioridad al pago de deuda con esta partida antes  que a  cubrir dichas  plazas,  lo cual  permitiría recuperar la gestión directa del servicio generando dos nuevos puestos de trabajo . Puestos con los que además perfectamente se podría cubrir la jornada laboral que exige  el horario del cementerio, un total de  59 horas semanales de apertura  como indican los pliegos del nuevo contrato, y no  “las 24 horas de los 365 días” como señaló la concejala en el último Pleno.

Resulta también al menos curioso que la  edil haga referencia a la multiplicidad de tareas que requiere este servicio, alabando con rotundidad  el buen hacer de cualquier empresa privada y apelando a la incapacidad  de  nuestros empleados públicos para llevarlas a cabo. Sin embargo, tal como ha puesto de manifiesto  el informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas  relativo a , entre otros, los servicios funerarios de los municipios madrileños de más de 20.000 habitantes, nuestro Ayuntamiento no tiene hasta ahora ni un solo mecanismo de control y fiscalización sobre la gestión  y mantenimiento del cementerio, así como tampoco acceso a las posibles quejas y reclamaciones que los usuarios hayan  presentado contra la empresa.  Depositar confianza ciega en las manos privadas, sin contar con un solo informe de gestión que avale la calidad del servicio prestado, y relegar por el contrario  a la inutilidad e incapacidad a los trabajadores municipales,  dice mucho del ideario  político de desmantelamiento de lo público  de nuestro equipo de gobierno. Por el contrario, y  a la vista del informe técnico aportado para el nuevo procedimiento de contratación, el mantenimiento realizado por la actual adjudicataria  parece haber sido muy deficiente, puesto que la empresa entrante tendrá que invertir  más de 26.000 euros  en reponer y reparar las instalaciones que la empresa  saliente debería haber dejado  en perfectas condiciones.

Por último, desmontar la amenaza de la señora concejala  de que si se remunicipaliza el cementerio habría que subir las tasas. Precisamente, tras conocer cómo los beneficios reales  de  PARCESA durante los cuatro años del  contrato se han multiplicado por cuatro respecto a las previsiones iniciales calculadas por la propia empresa, estamos seguros de que eliminando la importante diferencia de lucro entre los costes y los beneficios, la recuperación de la gestión directa del servicio  posibilitaría por el contrario volver a ofrecer tarifas mucho más cercanas a las anteriores al subidón que preparó el terreno para la privatización.

Sólo terminar con un consejo a nuestra pluriconcejala. Para la próxima ocasión, en vez de repetirse con argumentos que nos obligan a responder para desmontarlos, le agradeceríamos mucho que simplemente se limitase en sus declaraciones a hacer uso de la frase de Talleyrand, el glorioso artífice francés de la restauración absolutista  de la Europa postnapoleónica : “Lo que no puede ser , no puede ser, y además es imposible”. Y aquí paz y después gloria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s